Reducir el coste de buscar aparcamiento

Pregúntale a cualquier conductor qué es lo que más le enerva cuando conduce y una de las respuestas será invariablemente buscar dónde aparcar. Todos sabemos lo frustrante que es dar vueltas por las calles, buscando desesperadamente una plaza libre inexistente. Pero esa sensación de exasperación no es el único coste que debe soportar el conductor, la ciudad o el medio ambiente en general.

Piensa en el estrés que provoca llegar a tu destino pero no poder “pisar” la ciudad porque estás atrapado en el coche, buscando dónde aparcar. De hecho, un estudio que midió la frustración de los conductores norteamericanos constató que el 61% de los conductores refirieron haberse sentido estresados mientras buscaban un sitio dónde dejar el coche, el 42% no había podido acudir a una cita por no encontrar estacionamiento, el 34% había abandonado un viaje por problemas de aparcamiento y el 23% había experimentado ira al volante.

2Parkingcost.jpg

Luego está la pérdida de competitividad económica que sufren los lugares donde hay dificultades para aparcar. Solo en el Reino Unido y Alemania, los conductores pierden 44 y 41 horas al año buscando aparcamiento, con un coste estimado de 26.600 y 40.400 millones de euros, respectivamente, según un estudio de INRIX Research. Además, se sabe que hasta el 30% del tráfico urbano se compone de coches buscando dónde aparcar, lo cual provoca retrasos para los demás usuarios de la vía pública, incluyendo ciclistas y peatones.

Otro estudio de INRIX afirma que los costes ocultos de la congestión y el estacionamiento suponen una tercera parte del coste total de poseer un vehículo. El coste total de propiedad de un coche se desglosó en dos categorías: costes directos, que incluyen mantenimiento, combustible, seguro, gastos de aparcamiento y peajes, y costes indirectos, como el tiempo perdido en buscar aparcamiento, multas y recargos por estar mal aparcado, y emisiones de dióxido de carbono.

3Parkingcosts.jpg

Por lo tanto, el efecto dominó causado por dedicar tanto tiempo a buscar aparcamiento tiene múltiples consecuencias: pone de mal humor al conductor, le obliga a malgastar tiempo y combustible, contribuye a la congestión viaria y las emisiones, además de causar falta de puntualidad en los compromisos personales y profesionales, a la vez que encarece el coste de poseer un vehículo y disminuye la productividad de las ciudades. Las estadísticas no engañan: buscar aparcamiento es caro y estresante.

¿Hay una solución? EasyPark cree que hay dos. Desde hace años, EasyPark ha facilitado el estacionamiento para millones de usuarios en toda Europa. Ahora, la empresa se centra en reducir la congestión viaria, identificando los cuellos de botella en el aparcamiento y agilizando la búsqueda de plazas de aparcamiento libres. La empresa ha lanzado Find & Park y Parking Dashboard, dos productos que reducen el estrés en el aparcamiento. Find & Park ayuda a los conductores a encontrar aparcamientos disponibles cerca de su destino, tanto en la vía pública como en parkings privados. ¿Cómo funciona?

Find & Park integra un enfoque empírico y estadístico, combinando los dos métodos para orientar a los conductores y mostrar la disponibilidad de plazas de aparcamiento, incluso en calles individuales. Utilizando avanzados algoritmos para procesar distintas fuentes de datos, incluyendo datos de transacciones, datos de rastreo de dispositivos, datos de sensores y datos flotantes de coches, EasyPark ha conseguido crear un mapa exacto de alta resolución de la disponibilidad de aparcamiento. Este concepto revolucionario nació en 2016, fruto de la adquisición por EasyPark de Parko, una empresa especializada en este sector. Además, la tecnología no precisa infraestructura adicional ya que no utiliza hardware.

5Parkingcost.JPG

“Llegar antes a las plazas de aparcamiento disponibles no solo reduce la congestión y las emisiones sino también el estrés y la frustración que sufren muchos conductores”, explica Johan Birgersson, director ejecutivo de EasyPark Group. En las pruebas preliminares de Find & Park realizadas en Estocolmo, Suecia, se determinó que reducía hasta un 50% el tiempo dedicado a buscar aparcamiento. El efecto que esto puede tener sobre la congestión y la contaminación urbana puede ser realmente importante”, concluye.

Aplicando un enfoque basado en datos, Parking Dashboard ha sido diseñado para poner a disposición de las autoridades municipales y los operadores de aparcamientos una visión de conjunto que les permita optimizar sus procesos de aparcamiento. Ofrece a sus usuarios un mapa que les ayuda a ver cuándo y dónde están aparcados los coches. Si hay lugares con una ocupación alta, el operador o el ayuntamiento puede intervenir y dirigir los conductores a una zona próxima o incluso limitar el tiempo de aparcamiento, maximizando el flujo de tráfico en la ciudad.

Parking Dashboard facilita y apoya las decisiones de largo alcance que podrán tomarse conjuntamente con los políticos: desde dónde puede aparcar la gente y durante cuánto tiempo hasta cuánto debe pagar”, afirma Sebastian Ritzen, jefe de producto de EasyPark. “Aplica la misma filosofía y simplicidad de diseño que hemos utilizado para el consumidor, permitiendo a los usuarios acceder y analizar ingentes volúmenes de datos útiles, en un formato fácil de entender y manejar”.

Estas dos soluciones benefician tanto a las ciudades como a los conductores al eliminar de golpe el efecto dominó de buscar aparcamiento. Lleva a los conductores a las plazas de aparcamiento libres por la mejor ruta, disminuyendo no solo la congestión, las emisiones y la frustración sino también el tiempo perdido en buscar dónde aparcar, redundando en una mayor productividad. Y al ofrecer a las ciudades los datos necesarios para tomar decisiones informadas sobre zonificación, precios, restricciones e inventario, mejora el flujo de tráfico. Se mire como se mire, salen ganando tanto el conductor como la ciudad.